Teoría de la traducción de poesía: Marisa Viniárski {parte 2}

Cuadernos del traductor Nº 20
1983

Marisa Viniárski (Moscú)
Мариса Виньярски, página 25-34

Algunas dificultades de la traducción poética de ruso a español
О некоторых проблемах поэтического перевода с русского языка на испанский

Y es que solo se puede tener envidia de los lectores rusos, ya que estos tienen la posibilidad de apreciar las obras de los poetas españoles y latinoamericanos en toda su plenitud (en versos). Sin embargo, cuando vemos las traducciones de los poetas rusos hechas al español, y el panorama de repente se cambia. Incluso, las editoriales soviéticas que se caracterizan por la traducción de alta cultura, ceden ante los principios de la traducción poética anteriormente mencionados cuando se trata de la traducción de la poesía rusa al español. Las desviaciones que sobresalen en este caso son dos: se tiende a la «traducción en prosa» y la «formalización» de la traducción. Veremos estos dos fenómenos con más detalle.

La aproximación «formalista», es decir, la traducción literal de la poesía, normalmente, se requiere con mayor frecuencia en las conclusiones escritas por los editores, las reseñas de los empeleados de la editorial que están relacionadas con la publicación de los poemas rusos en la lengua española. Las editoriales que siguen las pautas de esta aproximación, suelen requerir la representación completa de los componentes de una poesía (dicho de otro modo, conservación de la métrica, la rima, el ritmo del poema original) en la traducción. Aún así en la actualidad la consevación de la métrica e, incluso, del ritmo del poema original se considera un método anacrónico. No tiene sentido volver a las cuestiones de la equivalencia funcional de los elementos sueltos del texto o a varios aspectos de adecuidad de la traducción. […]

Aún menos comprensible es el sentido de la siguiente propuesta: la traducción de la poesía rusa al español utilizando los versos silábicos. Esta propuesta imana no solo de algunas editoriales, sino que también de los teóricos de la traducción (tales como I. Leviy). En primer lugar, hemos de aclarar que el sistema silábico muy estricto reinaba en la poesía española tan solo en sus etapas de desarrollo más tempranas. A finales del siglo XIV con la prestación del sistema silábico de arte mayor de la poesía portuguesa y gallega, en la literatura española surge el principio de versificación y se extiende el uso de versos irregulares. Los versos irregulares se utilizaban no solo en los poemas épicos medievales, sino que también en las obras poéticas más amplias, escritas en versos pareados, y en las canciones líricas.

Asimismo, cuando se traduce la poesía rusa al español, el traductor ha de hacer uso de los versos silábicos y también de silabotónicos, teniendo en cuenta las características estilísticas y de género, sistema métrico utilizado en la literatura nacional y las diferencias que existen en esta en cuanto al sentido y la función que cumple. […]

Además, existe la literalidad y la traducción en prosa, incluso, del aspecto fónico de las obras poéticas, especialmente, de la rima. Se destacan dos características que diferencias la rima española de la rusa y viceversa, que son: la funcionalidad de la rima y el carácter substancial. La rima en la poesía rusa se basa en la sonoridad de las letras consonantes, es decir, que en los poemas rusos predomina la rima consonante. La rima española, por su parte, es asonante, es decir que en ella predominan las letras vocales. En cuanto a la fuerza expresiva de la rima en la poesía rusa, esta es neutral, en cambio, en la poesía española la rima está marcada y puede cumplir varias funciones, por ejemplo, suele ser el recurso de arcaización del poema, o la creación de un estilo elevado o, simplemente, como un adorno del poema.

Es recomendable que la poesía clásica (de la época de clasicismo y romanticismo) se traduzca al español, utilizando (o conservando) la rima exacta. Sin embargo, cuando se trata de la poesía contemporánea, la cuestiones relacionadas con la rima pueden llegar a tener varias soluciones dependiendo de la función expresiva y estilística inherente a los distintos tipos de rima que aparecen en el poema original. Asimismo, cuando traducimos la poesía rusa contemporánea se aconseja recurrir al uso de la rima asonante incompleta en caso de que en el texto original no aparecen las pautas concretas de la rima.

(Pero no pasa lo mismo cuando traducimos la poesía española al ruso, es decir, si estamos ante un poema en español con rima asonante no es obligatorio que en la traducción del poema al ruso utilicemos la misma rima. Esta es la conclusión a la que llegó Serguéy Goncharénko en su ponencia dedicada a los problemas teóricos de la traducción de la poesía latinoamericana al ruso. Efectivamente, la rima consonante puede ser una buena solución a la rima asonante española).


Para citar como un blog

Fuentes:

  1. Cuadernos del traductor. Revista Nº20, 1983. «Тетради переводчика». Выпуск 20. Сборник издается на общественных началах. (Москва: Издательство «Международные отношения», 1983) 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Teoría de la traducción y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s