Vladímir Mayakóvskiy: lírica amorosa {parte 1}

Mayakóvskiy regaló a su amada Lilya Brik un anillo con una abreviación inscrita en el mismo: «ЛЮБ» (AMO). Las letras estaban dispuestas en circulo de modo que se podría leer eternamente «люблю» (AMO).

La lírica amorosa en la trayectoria literaria de Mayakóvskiy ocupa un lugar muy especial y constituye una parte muy relevante del legado del poeta ruso; esta, además, está estrechamente vinculada a otros temas líricos y muchas veces determina su profundo significado.

La poesía romántica rusa no se define con una formula, puesto que los límites impuestos por la misma resultan ser muy justos y reducidos para el amor verdadero el cual, ante todo, es una parte de la cotidianidad humana. Mayakóvskiy creía con todo su ser en esta realidad poética.

La poesía romántica escrita en su época más temprana tiende a  la representación de las formas pomposas y grandilocuentes y para ello el poeta tenía varias razones: en primer lugar, «la grandeza del amor» no cabe en el espacio destinado para una obra lírica y, en segundo, el poeta estaba sediento por el amor como una forma de expresión del ser humano.

Parece que nadie había notado hasta el momento la sorprendente semejanza entre la lírica de Mayakóvskiy y Ajmátova en cuanto a los temas de la trágica soledad del ser humano. Si en la poesía rusa romántica la soledad fue uno de los elementos indispensables para que el protagonista de la obra poética sepa tomar conciencia de su valor humano e, incluso, el mismo poeta-romántico se sentía orgulloso del dicho elemento, puesto que esto le destacaba de entre el bullicio de la gente, de las masas; pues, en la poesía de Ajmátova y Mayakóvskiy nos encontramos ante la soledad como elemento que provoca tales sentimientos como el aterramiento, la angustia, puesto que estos poetas percibían la soledad como uno de los síntomas de la enfermedad letal.

El drama que se desenvuelve en los poemas románticos más tempranos de Mayakóvskiy surge por otra razón que no es la de «me robaron» a mi amada, le han puesto las cadenas de oro o sobornado con los collares, no, no es está la razón, sino que la siguiente: el poeta temía a la indiferencia que sentía el mundo por sus sufrimientos. Podríais haber pensado que es porque el poeta se creía el único y especial, pero, en realidad es todo lo contrario, es porque Mayakóvskiy se sentía uno de los mil millones de personas, uno más. 

En 1913 Mayakóvskiy escribió una obra trágica que llevaba como el título su propio nombre: «Владимир Маяковский» (Vladímir Mayakóvskiy). El protagonista de esta obra cargó sobre sus hombros el ajobo de la infelicidad humana para llevarlo a Dios. Lo hizo en vano. El Dios no es el defensor, es el ladrón de la felicidad humana. Borís Pasternák expresó su humilde opinión sobre esta tragedia:

 «Я слушал, не помня себя, всем перехваченным сердцем, затая дыхание. Ничего подобного я раньше никогда не слыхал… Трагедия называлась «Владимир Маяковский». Заглавье скрывало гениально простое открытие, что поэт не автор, но — предмет лирики, от первого лица обращающийся к миру. Заглавье было не именем сочинителя, а фамилией содержания».

«Le escuchaba, sin acordarme de quién soy, se me encogió el corazón y se me retuvo la respiración. Jamás había oído algo similar.. La tragedia se titulaba «Vladímir Mayakóvskiy». En el título se escondía un hallazgo totalmente genial y sencillo: el poeta no es el autor, sino una parte de la lírica que se dirige al mundo de primera persona. El título no era el nombre del creador de la obra, sino el apellido del contenido».

La tragedia radicaba en el hecho de que el amor del gigante se astillaba contra las minúsculas preocupaciones de las «personas ordinarias», como es un «joven ordinario» que se inventó una maquina para hacer la carne picada o su conocido que se gastó 25 años para inventar la trampilla para los piojos.

Las diversas reacciones de los protagonistas ante la realidad

El protagonista de la poesía temprana de Mayakóvskiy sentía la perplejidad ante la fuerza de la perversidad y la inmensidad del dolor. En cambio el héroe lírico del poema «Облако в штанах» (El nube en los pantalones), que fue escrito por el poeta dos años más tarde, encontró la solución a estos problemas en la rebelión, la revolución y la sublevación de los que sujetan «entre sus dátiles la correa de transmisión a otros mundos» (держит в своей пятерне миров приводные ремни). Asimismo, las ganas de defender y salvar al amor que sentía el poeta le convencieron de que llegó el momento de los cambios sociales cardinales que, además, eran necesarios.

Vladímir Mayakóvskiy y Lilya Brik


Para citar como un blog

Fuentes:

  1. http://www.lovelegends.ru/classics/mayakovskii1.php
  2. http://www.stihi.ru/2009/10/28/6197
  3. http://v-mayakovsky.com/vosh.htm
  4. http://www.lovelegends.ru/classics/mayakovskii2.php
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Enciclopedia poética del traductor, Poemas de amor y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Vladímir Mayakóvskiy: lírica amorosa {parte 1}

  1. Pingback: Vladímir Mayakóvskiy: lírica amorosa {parte 2} | Traducimos la poesía rusa al español

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s