Poesía rusa contemporánea

Resulta muy complicado hablar de las corrientes y tendencias estéticas de la poesía rusa contemporánea, especialmente, debido a las peculiaridades inherentes a la mecánica de la vida literaria rusa. Pensamos un momento en el transcurro de la vida literaria habitual: cada corriente que tiene cierta importancia tiene a su cabeza unas, digamos, instituciones (editoriales, revistas, festivales, premios, etc.); a su vez cada institución literaria expresa ciertas tendencias estéticas, y es entonces cuando se intenta plasmar un único espacio en el que se presentan las antologías de distintas corrientes poéticas. Actualmente en Rusia no existe nada parecido a lo que acabamos de describir.

Por supuesto que no podemos negar la existencia de grupos de autores, cuyas poesías comparten ciertos parentescos, pero como regla general estos grupos carecen de un vínculo, no están formalizados, ni tienen elaborado el manifiesto. Además, muchas veces los propios poetas desconocen la existencia de sus coetáneos.

Algunos investigadores sugieren como «fecha de nacimiento» de la poesía rusa contemporánea los últimos años de la perestroika*. La poesía de aquellos años fue íntegra y muy llamativa. En los años 90 del siglo XX en el terreno poético predominaban dos corrientes: conceptualismo (D. Prigov, T. Kibirov, entre otros), que se ocupaba de desmontar las ideas fundamentales de la época soviética, y materialismo (I. Zhdánov, A. Yeremenko, entre otros), que se caracterizaba por la creación de mundos poéticos muldimensionales y complejos.


*Perestroika (reconstrucción): cambio político aperturista promovido en la antigua URSS a finales de los años ochenta.


A lo largo de la primera mitad de los años 90 las tendencias más destacables son las de los poetas conceptualistas y metarealistas (metametaforístas). Los temas centrales de los conceptualistas se enfocaban en la esclavitud de expresión del ser humano, su inevitable antiautenticidad, antioriginalidad, un conjunto predeterminado de las prácticas discursivas. La crítica sociocultural propulsada por los representantes de esta corriente era muy marcada e influyente, aunque a finales de los años 90 se agotó.

En el año 2002 el escritor, poeta, crítico y ensayista ruso Vladímir Gubaylóvskiy (1960-actualidad) menciona la «alineación» del espacio poético. Sin embargo, el crítico literario y periodista ruso Serguey Chuprínin (1947-actualidad) sigue insistiendo en la inconsistencia del ámbito poético, prefiriendo hablar de los estratos poéticos independientes y paralelos, como la poesía filológica, la poesía femenina, la literatura de ocio, y otros. Además, Chuprínin habla del multiculturalismo: independientemente unos de otros, escriben poesía autores que se inclinan por el estilo neobarroco (Ye. Shvarts), la poesía metafísica (O. Sedakóva), el neosentimentalismo (V. Kucheriávkin), el minimalismo (I. Ajmetiév), la poesía lingüística (A. Levin y V. Strochkóv), las vanguardias místicas (Ye. Golovín), la poesía punk (T. Trofímov), etc.

A menudo los críticos caracterizan a la poesía contemporánea como un «tracto» o «precipicio». El líder de los poetas jovenes D. Kuzmín afirma que en el año 2003 surgió una nueva generación de poetas, «la generación Internet», que en aquel momento tenían 20 años y actualmente se aproximan a los 30. Esta generación se presenta bajo el proyecto llamado «Вавилон» («Babilonia», almanaque y página web homónima) y el club «Дебют» (Debut), además de poseer sus propios premios «Дебют» (Debut) y «Молодежный триумф» (El triunfo juvenil), y el concurso literario «ЛитератуРРентген» (LiteratuRRadiografía). No olvidemos de mencionar una serie de libros poéticos «Поколение» (La generación) y «Новая серия» (Nuevo capítulo), la revista «Воздух» (El aire), la antología poética «Девять измерений» (Las nueve dimensiones, 2004), las reseñas vía Internet de los nuevos libros poéticos de Denis Davídov.

De acuerdo con las recientes investigaciones para la generación (como una forma de solidaridad social) son relevantes no solamente las fechas de nacimiento semejantes, sino que la influencia de los mismos factores socioculturales que construyen un tipo de cosmovisión y una actitud específica. Asimismo, la generación posee su propia jerarquía de valores y sus «autoridades» o representantes máximos por seguir.

La generación de los «jóvenes» se realza gracias a la reacción negativa de los «mayores» (Serguéy Chuprínin, Igor Shaytánov, Borís Lukín, entre otros). Los reproches a la juventud están relacionados con los siguientes aspectos: la espontaneidad de la experiencia, carencia de las normas del lenguaje utilizado, inconsciencia del texto, diletantismo, el olvido de las tradiciones, desistimiento del mundo, indeterminación de la imagen, seudograndiosidad… Sobre todo, existen dos características de la generación que no resultan ser de agrado de los mayores y son la ausencia directa del lirismo («sinceridad, afectuosidad») y los criterios («universales») firmes, además del rechazo a la composición silabo-tónica y el predominio del verso cuya entonación se distribuye y se rige por frases (versos libres).

Poetas contemporáneos: Dmítriy Prígov, Timur Kibírov, Lev Rubinshtéin, Lev Lósev, Vsévolod Nekrásov, Iván Zhdánov, Ígor Irténiyev, Nina Iskrénko, Vadím Stepantsóv, Dmítriy Bíkov, Aleksándr Yeriómenko, Víktor Peleniágre, Aleksey Párshikov, Olga Sedakóva, Yelena Shvárts, etc


Para citar como un blog

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poesía contemporánea rusa, Siglo XX y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s