¿De quiénes se enamoraban los poetas rusos? {3}

MUJERES QUE INSPIRARON A UNOS DE LOS MÁS GRANDES DE LA POESÍA RUSA

7) Tatiana Yákovleva y Vladímir Mayakóvskiy

Se conocieron en la consulta médica en París. Tatiana acudió al médico por el bronquitis que se le recidivó y Mayakóvskiy por un simple resfriado. Alto, majestuoso y elegante, Mayakóvskiy en seguida llamó la atención de Tatiana. Parece que este fue el amor a primera vista. El poeta ofreció a Tatiana acompañarla a su casa en taxi. Una vez en el coche se quitó su abrigo para cubrirle las piernas y después se arrodilló de una manera muy apañada y se le declaró. Empezaron verse todos los días, continuadamente, hasta que llegó el día que Mayakóvskiy tenía que irse a Rusia.

Tata (así es como llamaba Mayakóvskiy a su amada) le conquistó no solamente por su belleza excepcional, sino que también con sus dos cualidades: entender de la gente y de la poesía. Parecía que Tatiana conocía a cada uno hasta las entretelas y a pesar de esto jamás juzgaba a nadie. Tatiana escribirá sobre Mayakóvskiy:

Он такой колоссальный физически и морально, что после него буквально пустыня.

Tanto físicamente como moralmente es un hombre estupendo, después de el queda tan solo un desierto.

De ahí que los primeros poemas de amor Mayakóvskiy dedicará a otra mujer y no a Lilia Brik como piensan muchos.

«Ты не женщина – та исключение» (No eres una mujer, sino una excepción.)


8) Lilia Brik y Vladímir Mayakóvskiy

Mayakóvskiy no se contenía y camelaba apasionadamente a Lialia Brik. Le encantaba que ella no era una niñita, sino una dama, una mujer de otro círculo social, educada e inteligente, elegante, pero a la vez reservada y sin cualquier tipo de prejuicios, con admirable ademán y un círculo de conocidos muy interesante. En ocasiones, su santidad se apagaba con alguna ramplonería como son las medias de cuadraditos o las joyas de poco gusto, un pañolón pintoresco o un cuello en forma de la cola del zorro.

David Burliúk (1882-1967) fue para Mayakóvskiy uno de los más grandes, una «autoridad», una persona muy instruida, pero Lilia Brik no le cedía en ello, también fue una persona no menos instruida, y es Lilia la que posteriormente se convirtió en una «autoridad» para Mayakóvskiy, desplazando a Burliúk.

Lilia y Vladímir se encontraban todos los días, fueron una de estas parejas inseparables, aunque cuando Lilia conoció a fondo a Mayakóvskiy, supo mantenerlo a distancia. Los sentimientos le dominaban a Mayakóvskiy y la distancia le atormentaba. Lilia Brik le quería mucho a Mayakóvskiy pero no hasta el punto de perder la cabeza de amor por el. Pronto Mayakóvskiy empezó a tratarla de tú, tan solo Lialia, aunque ella tardó mucho más tiempo para poder hacer lo mismo, es más bien, le llamaba por su nombre y nombre patronímico (Vladímir Vladímirovich). Así era como ella mantenía la distancia entre ellos. Mayakóvskiy pensaba que Lilia le hechizó, hizo que la locura le infundió, y todo ello porque siempre fue distinta con el. A veces, era tierna, pero otras veces muy directa y todo lo contrario, muy fría e indiferente. A todas sus preguntas Mayakóvskiy le respondía con poesía y su desesperación de los que ella estaba en el séptimo cielo.

En 1915 Mayakóvskiy se muda de apartamento para estar más cerca de Lilia. El marido de Lilia, Ósip Brik, nunca supo de la relación que existía entre Mayakóvskiy y su esposa. Quizás ella aún albergaba la esperanza de poder arreglar su matrimonio, aunque este hacía tiempo que «se hizo pedazos» y todo ello no fue por su propia voluntad. Todos los encuentros con Mayakóvskiy Brik guardaba en secreto y le enseñaba a el hacer lo mismo, a pesar de que esto se le daba de pena al poeta futurista. Ninguno de los tres jamás levantaron el tema de este triángulo amoroso tan confuso… Tal vez fuese porque Lialia prohibió este tipo de conversaciones, por lo tanto, ni Mayakóvskiy ni su marido podían contradecirle. Y así fue siempre. Lilia Brik tuvo una gran influencia sobre Mayakóvskiy. Pasado algún tiempo Lilia le comunicó a Mayakóvskiy que ya no sentía lo mismo por el. Causa de ello fue su nueva pasión, Mijaíl Krasnoshiókov (1880-1937) con el que se conoció en 1922.

Вечерняя Москва - Маяковский и Брик. . Скованные одной "фильмой"

О НЕПОТОПЛЯЕМОСТИ КЛАССИКИ - За Чашкой Кофе


Para citar como un blog

Ver otras entradas 

Fuentes: 

  1. http://russian7.ru/2013/06/7-muz-velikix-russkix-poetov/
  2. http://mayakovskij.ru/bezoglyadnaya-strast/
  3. http://www.ufa.kp.ru/daily/26114/3009367
  4. http://www.famhist.ru/famhist/majakovsky/00013926.htm
  5. http://www.liveinternet.ru/users/meserar/post283822790/

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Musas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿De quiénes se enamoraban los poetas rusos? {3}

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s